Con la intención de cumplir escrupulosamente con los valores de la Firma y con la normativa y regulaciones aplicables en la prestación de servicios, por parte de todos los miembros de la misma, hemos creado un listado que recoge los principios y normas que deben guiar nuestra actuación:

  1. Tenemos el deber y la obligación de conocer la ley aplicable a nuestra actuación, así como de aconsejar a nuestros clientes que cumplan con la ley aplicable a la suya. 
  2. Debemos trabajar de acuerdo a los valores de la Firma: Rigurosidad, Integridad y Honestidad, Transparencia y Eficacia.
  3. Protegemos la información que se nos confía y debemos tratarla de forma confidencial, confiando en la discreción y en la tecnología que ofrece la Firma.
  4. Nos comprometemos a trabajar cumpliendo escrupulosamente con los principios deontológicos que rigen el ejercicio de la abogacía: independencia y lealtad, tanto para con nuestros compañeros de firma, como los de profesión, así como nuestros clientes y las instituciones o autoridades ante las que debamos colaborar para la prestación de nuestros servicios.
  5. Trabajamos como un equipo, ayudándonos en lo que sea necesario y conscientes de que lo que hace uno puede incidir en el resto. 
  6. Tratamos a los demás miembros de la firma, a nuestros clientes y a las personas con las que colaboremos de forma cordial, con dignidad y sin discriminar ni prejuzgar a nadie.
  7. Sin olvidar nuestras obligaciones deontológicas y éticas, ni dejando de cumplir la ley, priorizamos a nuestros clientes en nuestra manera de actuar.
  8. Queremos aportar soluciones a las necesidades que nos plantean nuestros clientes y debemos mantenerles informados puntualmente a lo largo de los distintos procesos que nos encarguen.
  9. Nos apoyamos en el uso de tecnología avanzada para ser eficaces y disminuir riesgos en el cumplimiento de nuestras obligaciones. 
  10. Por último, nos comprometemos a destinar gratuitamente una parte de los beneficios de nuestra actividad a proyectos que redunden en beneficio de las comunidades menos favorecidas en las sociedades de las que formamos parte.